Opinión

Vivir junto a Petronor llega a Cannes

El formato de cortometraje de ficción, mediante la película “cuerdas” de la directora de Llodio, Estíbaliz Urresola, llega a la Semana de Crítica del Festival de Cannes, tras pasar una selección entre 1700 cortos presentados. 

Se ha estrenado el día 24 de mayo y el 25 se nos ha comunicado que ha sido ganador del premio Rail d´or, un premio que otorga la asociación de cinéfilos de los trabajadores de los ferrocarriles franceses “ Ceux du Rail”, tras la votación de sus 100 miembros, al mejor largometraje y cortometraje de la Semana de la Crítica. 

Para nuestra lucha de tantos años, este premio tiene un gran valor, más incluso que un premio concedido por un tribunal técnico, porque ha llegado a un público que es muy cercano a los conflictos que se plantean en el corto, tanto desde la presión medioambiental de una gran refinería como de la enfermedad laboral, que es otro de los hilos conductores de este drama.

La historia de este corto comienza con unas jornadas, en el marco del Ekozinemaldi, en Bilbao, en el Bilborock, el 26 marzo del 2019, que se centraron en la participación de las mujeres en la lucha ecologista, “mujeres defendiendo la vida y la naturaleza” y se presentó el documental “No tenemos miedo” de El Salvador, seguido de una mesa redonda con la presencia de Silvia Federici y de mujeres que representábamos diferentes luchas en Euskal Herria. Como portavoz de Meatzaldea bizirik, describí el papel activo que habíamos tenido las mujeres en la lucha contra la ampliación de Petronor con una planta de coke así como, en las múltiples denuncias por incidentes y accidentes de la refinería. 

Entre el público se encontraba Esti Urresola, directora de cine que, tras escuchar mi intervención, me llamó por teléfono y me dijo que le había creado la necesidad de hacer un corto de ficción que reflejara esa participación de las mujeres. 

Estos dos años que hemos vivido de pandemia y sus propios proyectos, han ido retrasando la materialización del corto, pero desde junio del 2021 comienza un largo periplo de visitas, reuniones…hasta empaparse de nuestra realidad y hacer un guión en el que ya marca lo que luego va a ser el corto. Establecemos contacto con las mujeres del grupo de Teatro de Muskiz, Juego de Damas y con el coro de mujeres de San Fuentes (Abanto y Ciervana). Las conversaciones con Begoña Suarez, nuestra presidenta, la convence de que ella debe de ser la protagonista principal, Rita. 

El resultado final es un corto de “ficción” que de ficción solo tiene la trama, porque el debate de las mujeres sobre aceptar o no la subvención de la empresa es una reproducción fiel de discusiones reales, que se han vivido en grupos, tanto culturales como deportivos y que han llegado a producir desacuerdos y rupturas. Esta linea argumental, se cruza con un problema de enfermedad profesional consecuencia del trabajo en la fábrica. 

Es impresionante el trabajo realizado por la directora en la mezcla de artistas profesionales y no profesionales, dibujando un cuadro final muy realista, todo ello enmarcado por la omnipresencia de la empresa, el ruido constante, las llamaradas y los humos.

Su estreno en la Semana de la Crítica, en el Festival de Cannes, ha sido recibido con gran expectación. Tanto la directora, Esti Urresola, como Bego Suarez, han tenido múltiples entrevistas de diversos medios de comunicación y de cine.

Este premio logrado es solo el comienzo. El corto tiene previsto distribuirse por diferentes certámenes, con la seguridad de que llevará nuestra realidad cotidiana y nuestra lucha a todos los rincones, especialmente a aquellos que sufren situaciones parecidas bajo el peso de las empresas transnacionales. 

Sara Ibañez

Meatzaldea bizirik

To top